CCOO invita a la ciudadanía a participar a los actos del día contra la violencia de género

CCOO invita a la ciudadanía a participar a los actos del día contra la violencia de género

Todos los años, el 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, nos enfrentamos a la terrible realidad de mujeres y niñas que sufren la violencia en sus vidas y al trágico balance de mujeres asesinadas, 48 en lo que va de año.

CCOO hacemos un llamamiento a toda la sociedad sobre la insoportable extensión de la violencia; la que sufren las mujeres a manos de sus parejas o exparejas, el acoso sexual en el trabajo, entre otros

En España, país pionero en la lucha contra la violencia machista, el Gobierno del Partido Popular durante su legislatura, ha recortado un 17% la partida presupuestaria destinada a la prevención de la violencia de género y un 43% la destinada a políticas de igualdad entre mujeres y hombres. Recursos absolutamente insuficientes para una eficaz aplicación de la Ley Orgánica de medidas de Protección integral contra la violencia de género.

Aumenta el número de hijos/hijas víctimas por violencia de género Unido al drama de las mujeres asesinadas, resulta alarmante el incremento de menores víctimas mortales por violencia de género. En 2016 hubo 1 víctima y a noviembre de 2017 son 8 las hijas e hijos asesinados. Igualmente terrible es el dato de los 24 menores y 31 mayores de edad que quedaron huérfanos debido a la violencia de género en 2016. A noviembre de 2017 son ya 21 los menores, hijas e hijos, huérfanos por violencia de género.

Desde CCOO siempre hemos reivindicado este reconocimiento de los hijos e hijas son también víctimas de violencia, Alarma que estos presupuestos hayan desoído las recomendaciones del Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer de Naciones Unidas (CEDAW) del pasado julio de este año, manifestando su preocupación al Gobierno español por el deterioro de los servicios de protección y atención a las mujeres víctimas de violencia, la persistencia de los estereotipos de género, etc., e instando al Gobierno, a reforzar y ampliar la inversión y la protección social de las mujeres víctimas de violencia.

Es preocupante La percepción de la violencia machista entre la población juvenil Casi dos de cada tres jóvenes españoles (27,4%) de entre 15 y 29 años considera que “la violencia de género es una actitud normal” en las relaciones de pareja, y el 30% cree que este tipo de violencia ha aumentado “por culpa de la población inmigrante”, según el Barómetro 2017 de Proyecto Scopio elaborado por el Centro Reina Sofía. CCOO exige TOLERANCIA CERO y una mayor respuesta institucional ante las nuevas formas en que se reproduce la violencia de género entre adolescentes y gente joven en las redes sociales y las nuevas tecnologías digitales.

Es difícil conseguir que la violencia reduzca su intensidad cuando las políticas de prevención apenas existen, más allá de las campañas y la realización de estudios que evidencian la persistencia de la violencia -incluso entre los más jóvenes- mientras en el ámbito educativo se elimina la asignatura de Educación para la Ciudadanía, que incluía contenidos relacionados con la no violencia, la igualdad, el respeto y la solidaridad.

En el ámbito laboral CCOO, denunciamos que el número de contratos realizados a mujeres víctimas de violencia de género es casi insignificante, apenas 725 contratos de los más de 7.300.000 contratos realizados a mujeres en 2014, lo que viene a constatar la escasa repercusión que los acuerdos de contratación suscritos por el Gobierno con las empresas. Por otra parte el nú- mero de mujeres que se han acogido a los derechos de reconocidos por la Ley de violencia sigue siendo testimonial. En 2014 sólo 84 trabajadoras suspendieron o extinguieron su contrato de trabajo con derecho a la prestación contributiva.

La violencia contra las mujeres en el lugar de trabajo sigue siendo una grave y significativa violación de los derechos humanos. En todo el mundo, alrededor del 35 por ciento de las mujeres han sido víctimas de algún tipo de violencia. Por otro lado, en la Unión Europea entre un 40 y un 50 por ciento de las mujeres han sufrido insinuaciones sexuales no deseadas, contacto físico u otras formas de acoso sexual en el trabajo. Sin embargo, sigue sin haber una norma legal mundial que aborde adecuadamente la violencia de género en el lugar de trabajo. En muchos países, el único medio de que dispone una mujer para reclamar justicia por la violencia sufrida en el trabajo es iniciando un largo y penoso proceso legal.

Para intentar paliar esta situación la Confederación Sindical Internacional (CSI) ha reclamado ante el Consejo de Administración de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), una norma específica que permita combatir la violencia de género en el lugar de trabajo. En ese sentido CCOO hemos solicitado al Gobierno de España que apoye la elaboración y desarrollo de dicha norma.

Con el fin de hacer visible éstas y otras reivindicaciones, y porque la precariedad laboral -las brechas de género en el empleo, los salarios, la pensiones- también es
violencia contra las mujeres CCOO hemos apoyado y participado activamente en la Marcha estatal contra las violencias machistas del pasado 7 Noviembre convocada por el movimiento feminista.

Expulsar a las mujeres del mercado laboral, precarizando su situación y obligándolas a retornar al rol tradicional de los cuidados del hogar y la familia y a la dependencia económica del hombre y sustentador familiar supone incrementar el riesgo de exposición a la violencia machista Comisiones Obreras considera insuficiente el Pacto contra la Violencia de Género, ya que en muchos casos las medidas no tienen un carácter finalista y garantista. El sindicato reclamará la puesta en marcha de las medidas alcanzadas, fruto en gran parte de la denuncia permanente de las asociaciones de mujeres y las organizaciones
sindicales que hicieron llegar sus propuestas en las distintas comparecencias al
Congreso.

Es necesario Perfeccionar la asistencia, ayuda y protección a las víctimas:
• Desarrollar el programa de inserción sociolaboral, adaptándolo a las necesidades individuales de las víctimas.
•Estudiar el actual sistema de ayudas de la Renta Activa de Inserción (RAI) y el art. 27 de la Ley 1/2004 para mejorar la situación de las víctimas sin empleo.
•Trabajar con los agentes sociales para establecer protocolos que garanticen los
derechos laborales de las trabajadoras en situación de violencia, acoso sexual y por razón de sexo.
• Impulsar la negociación de convenios y planes de igualdad que mejoren los derechos existentes.

Medidas sobre sensibilización y prevención:
• Incorporar en el ámbito educativo medidas que incluyan valores que fomenten la igualdad entre géneros, la diversidad, la tolerancia y la educación sexual-afectiva, en todas las etapas y niveles formativos.
• Combatir el sexismo en los medios de comunicación.
• Reforzar y aplicar los protocolos sanitarios para la detección precoz de la violencia, con programas de formación para el conjunto de profesionales sanitariosstentes. Es urgente desarrollar las medidas relativas a la mejora de la respuesta institucional mediante la formación, cooperación y coordinación de los distintos organismos implicados, entre todas las Administraciones, el ámbito judicial y policial, fiscalía, abogacía, profesionales sanitarios y sociales.

Desarrollar las modificaciones legislativas recogidas, tales como:
• “El reconocimiento de la acreditación como víctima no se supeditará necesariamente a la interposición de la denuncia”.
• Ampliar el concepto de violencia y derechos existentes a todos los tipos de violencia contra las mujeres, incluido el acoso sexual y por razón de sexo, contenido en el Convenio de Estambul.

Desde CCOO pedimos a toda la ciudadanía de Villarrobledo a que participe en los
actos que se van a desarrollar en torno al 25 de Noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra las Mujeres.