Comunicado oficial de CCOO respecto a la huelga del Día de la mujer

Comunicado oficial de CCOO respecto a la huelga del Día de la mujer

Hace algunas semanas, nuestro Presidente del Gobierno ante una pregunta de un periodista indicando cómo pretendía combatir o qué medidas tenía previstas el PP para acabar con la brecha salarial. El jefe del ejecutivo, el señor Rajoy, en un alarde de su más recalcitrante posición ideológica conservadora, trasnochada y machista, dijo, sin ningún tipo de consideración, que el Gobierno no podía entrar en esas cosas, que eso correspondía al ámbito privado de las relaciones empresariales y laborales. El presidente de una nación democrática, si no tiene ni la más mínima intención ética para impedir la injusticia social y laboral que todavía se ejerce contra las mujeres, al menos debería conocer la legislación. En la norma de normas, en nuestra Constitución, que tanto se utiliza de manera torticera e interesada por parte de la derecha, en su artículo 14 nos indica que todos somos iguales ante la ley, cosa que hoy no se cumple, porque si nos referenciamos a la normativa básica en materia laboral, el Estatuto de los Trabajadores, indica que las empresas no pueden discriminar por razón de sexos. Y eso en 2018 no se está cumpliendo.

Hoy todavía, acuden mujeres embarazas a este sindicato afirmando que en su empresa, y no sólo en empresa pequeña como se pudiera pensar, han tenido conocimiento de que está embarazada y que le han invitado a marcharse de la empresa. Hoy todavía se acercan chicas jóvenes al sindicato contándonos que en una entrevista de trabajo le han preguntado si tiene la intención de ser madre en el futuro. Esto está pasando hoy en el año 2018.

En algunas ocasiones en nuestra sociedad tenemos tan asumidos, hombres y mujeres, situaciones que discriminan a la mujer que no son perceptibles o no son visibles sino realizamos un mero análisis. Por ejemplo podría parecer que en la administración local no debería existir situaciones de discriminación hacia la mujer, pero desde CCOO hemos podido resaltar que en este Ayuntamiento con una plantilla de más de 300 trabajadores si ponemos el foco en las personas que ocupan cargos de responsabilidad (jefes/as de servicio o sección, responsables, coordinadores/as, encargados/as y gobernantes/as) de los 28 que existen en la actualidad, sólo 4 están ocupadas por mujeres, el techo de cristal sigue existiendo y también en la administración. Si ponemos también el foco, por ejemplo en el convenio de limpieza, existe una categoría de especialista, que tiene una retribución superior al de limpiador o limpiadora, bien pues esta categoría siempre es desempeñada por hombres, cuando una mujer tiene todas las capacidades para poder desempeñar estas funciones.

Atendiendo al informe publicado por Comisiones Obreras de CLM en relación a la brecha salarial que sufren las mujeres con respecto a los hombres, está se sitúa en una media del 26%, esto significa que una mujer en CLM, tiene que trabajar alrededor de 54 días más para cobrar lo mismo que un hombre. Fijándonos en la pensión de jubilación, una mujer cobra de media 500€ menos respecto a un hombre.

Las mujeres son casi siempre las que reducen su jornada o interrumpen su vida laboral para cuidar de mayores e hijos, esto repercute claramente en su pensión, entre otras cosas. Todo esto añadiendo que las mujeres en Villarrobledo, como en el resto de la provincia y el Estado, son las que ocupan puestos de trabajo parcial, con contratos precarios, en sectores como la hostelería y el comercio, sobre todo, donde en más casos de lo habitual son contratadas por media jornada y terminan trabajando entre 8 y 10 horas diarias. Añadiendo a esto también la injusticia que se está sucediendo en las trabajadoras empleadas del hogar, que en su mayoría o totalidad son mujeres, en este sector se han conseguido algunos derechos pero a día de hoy insuficientes para este sindicato, todavía estas trabajadoras no tienen
reconocido del derecho a cobrar prestación por desempleo, entre otras cosas

Si intentamos contextualizar la brecha salarial e injusticias laboral y social que sufren las mujeres en el panorama laboral en Villarrobledo, del total de 2219 parados y paradas que hay registrados en Villarrobledo en el mes de febrero 2018, 744 son varones y 1475 son mujeres, esto quiere decir que hay más del doble de paradas que parados. Si ponemos el foco en los contratos que se hicieron en el mes de enero de 2018 en Villarrrobledo, fueron un total de 808 contratos, sólo un total de 40 fueron indefinidos, esto refleja un panorama de precariedad laboral en la contratación insostenible con sólo un 5% de contratos indefinidos. Pero todavía esta situación se agrava más para las mujeres porque de esos 40 contratos indefinidos sólo 14 fueron para mujeres.

El próximo 8 de marzo desde CCOO hemos convocado una huelga general para hombres y mujeres de 2 horas por turno. Además también en Villarrobledo hemos convocado 2 concentraciones, una a las 11h a las puertas del hospital de Villarrobledo y otra a las 12.30h a las puertas del Ayuntamiento de Villarrobledo. Además desde otras organizaciones también se han convocado huelgas de cuidados, consumo y estudios. En CCOO hacemos a un llamamiento a toda la ciudadanía a secundar estas huelgas y a participar en estas concentraciones y actos programados, es necesario avanzar de una vez por todas y de manera decidida en la eliminación de las violencias machistas y las violencias que se ejercen en el entorno laboral.

Es obligatorio acabar con la brecha salarial y las injusticias sociales y laborales que todavía se ejercen contra las mujeres, y si, el Gobierno debe velar legislativamente para que estas injusticias laborales y sociales no se produzcan.

Somos una sociedad 50-50 de mujeres y hombres, no podemos permitir que a la mitad de la sociedad se la denigre. No podemos permitir que a nuestras madres, hermanas, mujeres o hijas se les vean truncados sus trabajos por quedarse embarazadas, no pueden acceder a un puesto de trabajo porque tengan la intención de ser madres o cobren menos que un hombre por el simple hecho de ser mujer.

Si queremos ser una sociedad justa, igualitaria y democrática, al menos compararnos con nuestros vecinos nórdicos en cuanto a igualdad entre hombres y mujeres se refiere, tenemos que hacer de este 8 de marzo un día de reivindicación y de justicia social.