De la Ossa critica que la protagonista del pleno fuera la chulería y no la política

El concejal de SPV, Mario de la Ossa, ha comparecido ante los medios de comunicación para valorar el pasado pleno ordinario municipal que se celebró el pasado lunes 11 de febrero.

Critica que el alcalde, Alberto González se mostró faltón e irreverente, pensándose que sigue siendo el maestro de colegio que trata a sus alumnos como a él le parece, «es uno entre iguales y no hay nadie más que nadie». Alegaba su critica diciendo que cada vez que al primer edil no le gustaba algo, apretaba el botón rojo y cortaba la voz al concejal que estaba utilizando su turno de palabra.

Se empezó hablando del padrón municipal, donde PSOE, PP e IU no intervinieron y sólo utilizó SPV su turno de palabra en este punto. Creen desde la formación morada que hay que analizar y valorar la situación de la ciudadano de Villarrobledo, como saber cuanta gente se ha ido, cuanta ja nacido o cuanta ha fallecido. Comenta que a pesar que en España hay un crecimiento vegetativo negativo (muere más gente de la que nace), en Villarrobledo es justo al revés (nace más gente de la que muere), además de que un total de 636 personas decidieron irse de Villarrobledo el pasado año.

Opina que hay movimiento migratorios que son obvios pero entre estos números también se encuentran personas que deciden irse porque no encuentran posibilidades laborales, estudiantiles o de vida, «algo que hay que estudiar y donde deberíamos haber cargado las tintas del pleno a pesar de que nadie dijo ni mu». Desde SPV pidieron al equipo de gobierno a que instara a la Junta de Comunidades para que actualizara los datos demográficos de Villarrobledo, así como que desglosaran estos datos para tener un análisis más profundo.

Por otra parte, en el pleno también se debatió la moción del PSOE donde proponían la adopción de medidas de protección y fomento de la caza en las zonas rurales. Desde SPV creen que es una moción interesada, electoralista y atropellada donde el PP no pudo votar porque el alcalde expulsó al concejal Bernardo Ortega, al que le acompañaron sus compañeros de partido asistentes en el pleno. SPV decidió votar en contra porque la consideraba vacía de contenido. Creen que se debería estudiar el derecho de la infancia dentro de la actividad cinegética, ya que no encuentran lógico que a un niño de 14 años, a pesar de que esté acompañado, se le permita cazar. Piden que se eleve el mínimo de la edad para practicar esta actividad, de la misma forma que son necesarios los 18 años para conducir, beber alcohol o votar.

Ha comentado que aunque su pensamiento es antagónico al del partido popular, cree que ayer al alcalde le falló su papel de moderador y actuó con cierta injusticia con el concejal del PP, Bernardo Ortega, «a pesar de que yo no estaba nada de acuerdo con lo que estaba diciendo en aquel momento».

Le insta a que deje este actitud chulesca y chabacanera «donde se piensa que está en su cortijo» y le pide que si tanto le gusta actuar como un maestro «que se vuelva al colegio y nos deje hacer política».

Finalmente SPV llevó a pleno la propuesta de la asociación Las Quijotas en la que pedían que se dé visibilidad a la huelga general del próximo 8M y que sea un día para las asociaciones y el movimiento femeninista, y que el protagonismo no se centre en los grupo políticos. Ha comentado De la Ossa que desde las instituciones se debe apoyar esta huelga de 24 horas «y no de 2 horas o del «ratico de las mujeres» como algunos sindicatos decían el año pasado».

Redacción: Laura de Quintana