El alcalde muestra su satisfacción tras la apertura, este lunes, de la planta cerrada del Hospital

El alcalde muestra su satisfacción tras la apertura, este lunes, de la planta cerrada del Hospital

El alcalde Alberto González, junto con el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, acompañados el portavoz del gobierno regional, Nacho Hernando, y el Presidente de la Diputación, Santiago Cabañero, entre otras autoridades, han visitado el Hospital de Villarrobledo, en la mañana en que se ha reabierto el servicio en el ala M de la primera planta del edificio.

Alberto González ha resaltado que hoy es un día importante para Villarrobledo y su área sanitaria, trasladando la satisfacción y felicidad del gobierno municipal “porque hemos trabajado mucho para tener un día como este, con la apertura de la planta que cerró Cospedal”.

Ha recordado que hace 5 años la mayoría de los integrantes del equipo de gobierno socialista ni siquiera estaban en política, pero que ya entonces, como miembros de la oposición algunos de ellos, y otros como integrantes del PSOE, empezaron a manifestarse en las calles contra los recortes que el PP estaban llevando a cabo en Castilla – La Mancha y en Villarrobledo, entre ellos la privatización del Hospital, “y ya entonces, desde la oposición, dijimos que si el PSOE gobernaba en esta ciudad y en la Junta, íbamos a parar esa privatización, y lo hicimos ya al comienzo de esta legislatura, logrando en estos tres años tener más personal, más inversión, y programas específicos para que no haya gente encamada en Urgencias, que era todo aquello que denunciábamos cuando estábamos en oposición”.

Alberto González ha reiterado que desde el PSOE no se ha cambiado el discurso, y se ha dicho lo mismo cuando estaba en la oposición que ahora al estar en el gobierno, y que como alcalde de la ciudad entendía que tenían que pelear por la apertura de la planta cerrada del Hospital, “y esto ha sido posible gracias al compromiso del gobierno municipal, y al apoyo del Presidente Page, pero sobre todo al empuje de la gente de Villarrobledo y del área sanitaria que atiende este centro”.

Por último, ha mostrado su deseo de poder contar antes del final de la legislatura con la resonancia aprobada por el gobierno regional para el Hospital de Villarrobledo, que permitirá a los vecinos ahorrar desplazamientos a otros centros sanitarios para someterse a pruebas diagnósticas.

Por su parte, Santiago Cabañero, presidente de la Diputación de Albacete, ha resaltado que este es un día feliz para toda la provincia de Albacete, ya que hace más de tres años de lo que se hablaba en la región era de devaluar el sistema público sanitario y de la privatización de los hospitales de Almansa y Villarrobledo, y ahora se puede comprobar que, con el mismo dinero en las arcas regionales “no sólo no se privatizan hospitales sino que se refuerza y se mejora la tecnología necesaria. Se trata e voluntad y de querer tener un sistema público o de no quererlo. Cospedal lo que quería era privatizar el sistema público sanitario de esta región y el presidente Page lo que está haciendo es defenderlo y mejorarlo, y eso merece el reconocimiento público de toda la provincia”.

El consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, ha expresado que este es un día para agradecer a la ciudadanía del área sanitaria de Villarrobledo el esfuerzo que hizo en su momento, agradecimiento que ha hecho extensivo a los profesionales del Hospital por el desvelo y el trabajo realizado hasta llegar aquí

Ha recordado que el próximo 15 de noviembre se cumplirán tres años desde que el gobierno regional tomó la decisión de paralizar el documento que por valor de casi 100.000 euros había encargado el PP para privatizar cuatro áreas sanitarias, entre las que se encontraba la de Villarrobledo, por eso estimaba que ésta es una jornada importante, no sólo por reabrir una planta que nunca debió ser cerrada, “sino porque en su momentos se paralizó una de las decisiones que más torpedeaban nuestro sistema sanitario público”.

Ha apuntado el concejero de Sanidad que en la presente legislatura no sólo se han mejorado las instalaciones y la tecnología, sino que también se ha invertido en atención primaria, mejorando más de 60 consultorios en toda la región.

Jesús Fernández Sanz ha abundado en que el gobierno regional se había comprometido a abrir esta planta antes del fin de la legislatura, recordando que la inversión que se hizo durante el mandato del PP fue de apenas 200.000 euros en cuatro años, mientras que el gobierno de Emiliano García Page lleva en estos tres años invertidos más de un millón de euros, con la contratación de 52 nuevos profesionales, a los que se irán sumando aquellos que sean necesarios para atender la planta reabierta, “todo ellos con el fin de ir revirtiendo las plantillas, ya que Cospedal despidió a 3.000 profesionales sanitarios, y nosotros ya hemos recuperado más de 1.700 de ellos, con una oferta de empleo público, que permite consolidar a esos profesionales y no perdamos talento de nuestro sistema de salud”.

Por todo ello ha estimado que la reapertura de la planta va a dar más confortabilidad, intimidad, mejor actividad, mejorando la atención de cara a pacientes aislados o que deban estar en habitaciones individuales, contando con 26 nuevas habitaciones que permitirán ofrecer una mejor atención a los ciudadanos.

Ha considerado que mejorar la atención supone que los ciudadanos estén más satisfechos, refiriéndose a las listas de espera, detallando que si se compara los tres primeros años del gobierno de Cospedal con los tres primeros años del gobierno de Page, esas listas han disminuido en 2.000 pacientes, afirmado que quedan cosas por mejorar, “pero ahora hay que felicitar a los profesionales y transmitir a los ciudadanos la idea de que se va a seguir trabajando para mejorar las cosas en materia sanitaria”.