El Claustro del Ayuntamiento ha acogido una jornada de la Misión Inversa de la DO La Mancha

El Claustro del Ayuntamiento ha acogido una jornada de la Misión Inversa de la DO La Mancha

El Claustro del Ayuntamiento de Villarrobledo ha acogido esta mañana una jornada de trabajo dentro de la Misión Inversa organizada desde la DO La Mancha, en la que participan importadores y profesionales de varias nacionalidades.

En esta ocasión se trata de una misión comercial inversa rusa y latinoamericana, en la que profesionales e importadores están pudiendo conocer en estos días la personalidad e identidad de los vinos DO La Mancha.

Los participantes han sido recibidos en el Ayuntamiento por Rosario Herrera, concejala de Turismo, quien ha comentado que estas jornadas se llevan a cabo en unas fechas muy propicias, al haber dado ya comienzo la campaña de vendimia, agradeciendo a la DO La Mancha la elección de Villarrobledo para formar parte del recorrido de esta misión inversa.

Ha señalado que esta es una iniciativa muy loable, que busca poner en contacto a las bodegas, en este caso de Villarrobledo y poblaciones próximas, con importadores que pueden estar interesados en llevar nuestros vinos a sus lugares de origen, “y con ello potenciar el comercio exterior de nuestros caldos, y darles con ello la importancia económica, cultural y social que tienen”.

Por su parte, Luis Martínez, responsable del área de comercio Internacional de la DO La Mancha, ha agradecido al Ayuntamiento la cesión del Claustro para poder llevar a cabo estas jornadas, que suponen una oportunidad para que los potenciales compradores puedan hacerse una idea más cercana y real de la importancia de social, cultural y económica del vino en La Mancha, conociendo para ello las bodegas in situ.

Ha destacado que hasta el momento las bodegas se encuentran muy satisfechas de cómo está discurriendo esta misión inversa, apuntando que los importadores se están quedando muy sorprendidos de la gran cantidad de viñedo con que cuenta esta zona, “y esperamos que la jornada se de igual de bien o mejor que las llevadas a cabo en otros lugares, y se puedan cerrar muchos negocios”.

En esta misión inversa participan cuatro importadores rusos, tres de México, dos de Colombia, uno de República Dominicana y uno de Perú, a los que se suman también dos periodistas especializados del sector, procedentes de Rusia.

Ha detallado que en esta ocasión se ha apostado por traer importadores del mercado latinoamericano, por entender que, por cercanía cultural, tiene mucho potencial.

Luis Martínez ha avanzado que, dentro de la diversificación de actividades que se realiza desde la DO La Mancha, dentro de un par de semanas viajarán a China Corea y Filipinas, para dar a conocer los vinos de su denominación de origen