El PP denuncia que el alcalde de Villarrobledo «tiene olvidados y desprotegidos a los dependientes»

El PP denuncia que el alcalde de Villarrobledo «tiene olvidados y desprotegidos a los dependientes»

La concejal popular Cristina García ha denunciado que ya han pasado tres años de gobierno, con García-Page y Podemos, y al igual que en educación, seguimos sin soluciones en otros ámbitos, como por ejemplo en el tema de la dependencia.

Hace pocos días, la Plataforma en defensa de la Ley de Dependencia, ha denunciado la gestión realizada en esta materia, y “desde el PP nos hemos hecho eco, denunciando el olvido y la desprotección de García-Page hacia los dependientes y sus familias”.

Ha resumido las condiciones con las que se está funcionando, como: de las 18.622 nuevas prestaciones concedidas en la actual legislatura, 16.000 son de bajo coste, unos 20 euros al mes por dependiente, “a lo que añadimos que en estas prestaciones el beneficiario tiene que hacer frente económicamente a una parte importante de ellas, lo que implica que muchas familias renuncien a estas prestaciones”.

Cristina García ha dicho que “en estos tres años, un dependiente pierde su prestación económica cada seis horas, con un total de 3.958 de prestaciones perdidas”.  Además, el llamado limbo de la dependencia, compuesto por personas que han sido reconocidas como dependientes y por tanto tienen derecho por ley a ser atendidas pero no lo son, y “siguen en unos límites vergonzosos de hasta 9.556 dependientes, muchos de los cuales fallecerán antes de recibir la prestación o servicio que les corresponde. En Castilla-La Mancha se han producido más de 4.600 muertes mientras esperaban su atención”.

Ha criticado García que “estos gobernantes son los de la recuperación de la dependencia, con menos beneficiarios y menor nivel de atención; ya que poco por ver de este gobierno de desgobierno, estamos viendo un gobierno que presupuesta mucho para quedar bien, pero ejecutan poco”. Por todo esto, García ha lamentado que “los expedientes estén en los cajones, que haya dependientes que ni siquiera han sido valorados, alcanzando la cifra
de 6.446, casi 1.000 más que cuando García-Page tomó posesión de su cargo y se comprometió a acabar con ellos en un año, en su discurso de investidura”.

Lamenta la concejal popular que todo esto sea una “mentira sobre mentira, demostrando que su palabra no tiene ningún valor, pues nos hablan de resolver más expedientes, pero no los ejecutan, dicen que han bajado los expedientes, y tienen los cajones llenos, lo que supone una desvergüenza; con más de 200 personas en la provincia de Albacete en lista de espera para recibir tele asistencia, y dejando 34 millones sin ejecutar del presupuesto en el año 2016, lo que supone la mayor traición a los dependientes de Castilla-La Mancha, y por tanto, a Villarrobledo”. Cristina García deja claro que “esta es la gestión después de tres años, que no puede ser peor”.

Así mismo, ha trasladado todo esto a la población de Villarrobledo, “y todo ello, hace que tengamos más de 30 personas en lista de espera para acceder al servicio de ayuda a domicilio, y aumentando porque en estos presupuestos el gobierno de Castilla-La Mancha va a destinar un millón de euros menos para la ayuda a domicilio; además, el coste del servicio está costando más que nunca, lo que repercute en los ciudadanos, y Alberto González no lo reclama a García- Page. En cuanto a las prestaciones vinculadas al servicio, no se están dando, porque los dependientes no las solicitan al no saber cuánto dinero les van a conceder desde la Junta, por lo tanto la gente no se arriesga a coger esa prestación, pues lo mismo luego no pueden pagarla, ya que, repito, no saben con qué dinero van a contar” .Añade que, además, para pedir este servicio, hay que desembolsar el dinero, y luego presentar factura.

Cristina García opina que “sería ideal que esto se pudiese pedir, como ocurre, en municipios cercanos a nuestra ciudad, por ejemplo en Ciudad Real; sin embargo aquí nuestros políticos locales no se mojan, dejando claro que al alcalde socialista de este municipio, tiene olvidados y desprotegidos a los dependientes; esto hace que los dependientes de Grado I y II están sin
servicio, después de haber tardado más de 12 meses en resolver su expediente, 10 meses para valorar, otros dos para que te concedan el tipo de servicio, y después de esto, se encuentran que no hay disponibilidad de servicio”.

Ha dado otro ejemplo, que es cuando conceden residencia, pero es dependiente, entra a la lista de espera, sigue sin servicio pero valorado, de esta forma más enmascarado, la resolución de expedientes, y así se van pasando los meses y el dependiente sigue sin el servicio concedido.
Además, las personas dependientes pierden la posibilidad de estar en lista de espera, al no acogerse al servicio, aunque no pierden su grado. Pero muchas veces no les interesa el servicio que le van a conceder, y cuando lo deciden, los vuelven a poner en lista de espera.

“Vemos como está incumpliendo todas sus promesas y sus plazos, -ha dicho Cristina García- pues según la ley los expedientes tendrían que estar resueltos en seis meses, y están dando lugar en nuestra localidad a que el paciente fallezca antes de que vengan a valorarlo, llegando incluso los herederos a tener que reclamar con carácter retroactivo las ayudas del paciente fallecido, algo
extremadamente vergonzoso”.

Ha dicho García que “este es el balance real en dependencia, con datos oficiales del Imserso, de los tres años de legislatura del actual ejecutivo, un ejecutivo que no admite críticas ni se sienta a discutir la situación”.