Izquierda Unida de Villarrobledo exige explicaciones al equipo de gobierno sobre «la nefasta política de personal»

Izquierda Unida de Villarrobledo exige explicaciones al equipo de gobierno sobre «la nefasta política de personal»

Izquierda Unida de Villarrobledo vuelve a exigir explicaciones sobre la política de personal
llevada a cabo por el equipo de gobierno en los últimos meses. Una política “errática y sin control,
como demuestran acontecimientos recientes”.

En primer lugar, la retirada en el último pleno de los tres puntos referentes a la modificación del instrumento organizativo municipal aprobado el 27 de diciembre, sin ninguna explicación ni justificación. En segundo lugar, la contratación «a dedo» de una trabajadora en la radio, a pesar de que la radio no se encuentra en funcionamiento actualmente. En tercer lugar, la anulación de la mesa paritaria dos horas antes de su celebración, en la que iba la modificación de la oferta de empleo público de 2018. Una convocatoria en la que no se adjuntaba ningún informe, ni siquiera del jefe de servicio al que responde la oferta. “Tan solo la propuesta que – entienden desde Izquierda Unida – está fuera de lugar, ya que según la ley, una vez aprobados los presupuestos, lo que hay que hacer, en el plazo de un mes, es aprobar la oferta pública para este año”.

Además, esta misma propuesta confronta con la política llevada a cabo por el equipo de gobierno. Por un lado, se saca una plaza fija de un puesto cubierto como interinidad hace escasos meses y por otro, se establece un proceso de consolidación de empleo sin la existencia de un plan municipal de consolidación elaborado y negociado con los representantes de los trabajadores y demás partidos políticos. En cambio, la anterior oferta de empleo se hizo con una convocatoria abierta y no por consolidación, por puro criterio político del equipo de gobierno, según dijo el concejal de personal Juan Luis Íñiguez. “Desde Izquierda Unida – afirma Manuel Clemente – queremos saber qué ha cambiado para que ahora se establezca un proceso diferente – y añade que – en aras de la transparencia y la responsabilidad con la ciudadanía, exigimos que se explique por qué se justifican estos cambios en la línea política y por qué unas propuestas prosperan y otras no”.

En otro orden de cosas, la formación de izquierdas condena rotundamente el nuevo ataque al mural feminista. Un ataque que esta vez ha sido con gran cantidad de aceite de motor quemado. El tercer ataque, que “confirma que esto ya no es un acto vandálico, sino el acoso a unos colectivos concretos, ya que también se ha producido un ataque al local social compartido donde estos colectivos se reúnen. También rechazamos que fuerzas políticas que se han mostrado contrarias a este mural ahora no se pronuncien, siendo cómplices silenciosas de lo que está pasando y pueda pasar. Las supuestos ofensas no pueden ser justificación del odio y la violencia”.