JORNADA DE LA ASOCIACIÓN DE AUTOESCUELAS, AECAB, SOBRE AYUDA A LA CONDUCCIÓN Y LOS DISPOSITIVOS ADAS

La Asociación de Autoescuelas de Albacete, AECAB, que preside Ana María Selva, celebra mañana viernes, día 12 de abril en FEDA, a las 9,45 horas, una jornada sobre ayuda a la conducción y los dispositivos ADAS, con el objetivo de conocer y debatir sobre los mismos, sus funciones y la interacción con el automóvil y el conductor. Al mismo tiempo, habrá un taller práctico.

En la apertura junto a la presidenta de la Asociación estará la jefa provincial de Tráfico de Albacete, Cruz Hernando, y el inspector de la Policía Local de Albacete, Ramón López Moreno. Las intervenciones técnicas correrán a cargo de un experto en sistema ADAS, Manuel Orovio; el director de contenidos de la Fundación CNAE, Roberto Ramón; y un especialista en la materia de la marca BMW.

La jornada se cerrará con la intervención del director de la Fundación CNAE, Javier Llamazares, y terminará con un taller práctico, en el que se hará una demostración del funcionamiento de los sistemas de ayuda a la conducción en un vehículo BMW.

Los automóviles han contado desde hace años con sistemas para facilitar la labor de conducción en prácticamente todos los aspectos, y están ya asimilados por el conductor; servofreno, servodirección, caja de cambios automática, etc.

Los sistemas que informan al conductor de situaciones de posible riesgo han ido adquiriendo más protagonismo, incluso pueden actuar activamente si el conductor no reacciona a tiempo para evitar un accidente.

Estas asistencias o ayudas a la conducción se denominan ADAS (Advanced Driver Assistance Systems) y su incremento, además de facilitar la labor del conductor y aportar más seguridad, prepara el camino hacia el coche autónomo, que podrá circular sin conductor hasta su destino.

El coche autónomo llegará, pero mientras algunos dispositivos ADAS pueden generar incertidumbre al conductor al informar o entrar en acción, por lo que es importante integrarlas en el proceso de conducción.

Según la Dirección General de Tráfico (DGT), si todos los automóviles llevaran sistemas ADAS, se produciría una reducción del riesgo de siniestro en España del 57%: hasta 51.000 accidentes se evitarían o sus consecuencias se verían mitigadas significativamente.