La cooperativa Vinícola Villarrobledo celebra su tradicional caldereta popular prevendimia

La cooperativa Vinícola Villarrobledo celebra su tradicional caldereta popular prevendimia

El pasado sábado los socios de Vinícola Villarrobledo celebraban el comienzo de la vendimia con una caldereta en las instalaciones de la cooperativa.

Desde hace tres años en Vínicola se celebraba una jornada de puertas abiertas con los socios y amistades  -tienen alrededor de 300- para pasar una buena jornada. Hablamos con el presidente de le cooperativa, José Parra, que nos cuenta que acto sirve «para pasar una mañana en harmonía, intercambiar opiniones y celebrar que la vendimia ya está aquí».

¿Cómo veis la Vendimia de 2018?

En comparación con el año pasado se ha atrasado alrededor de 15 días, así que hasta el 20-22 de agosto no empezaremos a vendimiar. Los primeros que se vendimian son el cavarnet y sauvignon blanc y el año pasado por estas fechas ya los estábamos vendimiando.

¿Creeis que las recogidas serán buenas?

El año pasado fue más caluroso y las escasez de lluvias fue importante. Este año esperamos que la campaña se dé mejor, por lo menos las viñas de secano están mejor que el año pasado.

¿Cómo analizáis la vendimia de 2017?

Fue más corta de lo que esperábamos, este año seguimos teniendo la ilusión y la esperanza de llenar los 40 millones de kilos que entran en la cooperativa y pensamos que lo podemos llenar.

¿Cómo van las obras del surtidor?

El año pasado era un proyecto y este año es casi una realidad, pensamos que estará abierto a mitad de septiembre. Se trata de un surtidor para que los socios puedan repostar, además estamos preparando un lavadero para que puedan limpiar sus tractores y remolques.

¿Estas obras demuestran que Vinícola Villarrobledo sigue trabajando?

La cooperativa atravesó una mala racha donde estuvimos a punto de desaparecer, ahora estamos vienda la luz pero con mucha pruedéncia. Estamos solventando la capacidad de hacer pequeñas cosas, este año tenemos el lavadero y el surtidor, el año pasado la depuradora y tenemos más proyectos pensados.

¿El número de socios va aumentando?

No, mantenemos el número y seguimos en 300. Lo que sí que aumentamos es en número de hectáreas, algunos socios tiene más capacidad y esto hace que ganemos en kilos de uva.

 

Hoy es el día para el ellos, para el socio

Al fin y al cabo la cooperativa funciona gracias a ellos. Los socios nos apoyan y sin ellos esto no sería posible, por eso se merecen un día de relax sin la tensión del día a día.

En marzo abríais las puertas de la tienda Don Octavio. ¿Ha sido un acierto?

En marzo inaugurábamos la tienda en avenida Reyes Católicos,  una tienda que hace años tuvimos que cerrar pero que ahora va muy bien. Estamos generando beneficio, algo que no pensábamos hacer tan pronto pero estamos muy contentos y agradecidos de todos los que compran en ella.

Redacción: Laura de Quintana