SPV valora la ausencia de negociaciones para elegir al nuevo alcalde de Villarrobledo

Se Puede Villarrobledo considera que el resultado de las elecciones locales de 2019 no es satisfactorio. No buscarán la investidura de ningún candidato y consideran que, en esta ocasión, la llave de la gobernabilidad le pertenece a Ciudadanos.

En primer lugar, agradece la respuesta electoral de la ciudadanía de Villarrobledo por convertirlos en la única fuerza de estos 4 años que sube en apoyos, triplicando sus ediles en la corporación. Así mismo, esto hace que en Villarrobledo se hayan conseguido los mejores resultados electorales de las fuerzas moradas de la región. Con esto, queda demostrado que la clave del éxito es el trabajo municipalista con la gente, sin quedar fijados con el discurso nacional.

En relación con la investidura del próximo sábado 15, que será en el Claustro del Ayuntamiento a las 12:00, indica que la Ley marca con claridad cómo ha de elegirse al nuevo Alcalde de la ciudad; “frente a la lista más votada solo valdrá la mayoría absoluta de los votos, siendo esta de 11 en el Pleno de Villarrobledo. En Villarrobledo, y así se lo hemos trasladado a Alberto González, los números no dan.” Por lo tanto, la Ley le facilita la senda a Valentín Bueno, a quien le bastaría con la abstención de Ciudadanos. Una situación que Se Puede Villarrobledo califica como de retroceso para las fuerzas progresistas.

Además, el portavoz de Se Puede Villarrobledo, Mario de la Ossa califica como de negativos los vetos de Ciudadanos que no permiten si quiera plantear la posibilidad de gobiernos alternativos al PP. Por otro lado, informa de que está en el tejado de Ciudadanos el próximo gobierno debido a los números y resultados electorales del pasado 26M. El PSOE, último en sentarse con nosotros, no tiene una propuesta clara, no propone nada y no oye el mensaje de Ciudadanos que, a nivel nacional, establece un veto contra Podemos. Hoy, a 5 días de la investidura nosotros respondemos con claridad: “Decide nuestra asamblea, a ella habrá que llevar alguna propuesta, que no se ha hecho aún. No ponemos vetos a ningún partido, pero los números son los que son.”

Así mismo es necesario un análisis de los resultados de Alberto González en Villarrobledo, se ha dejado más de 1000 votos en comparación con Page el mismo día, quedando claro el castigo a la acción de gobierno estos 4 años. Estas semanas nos hemos reunido con Ciudadanos y Partido Popular, así como, en la mañana de hoy, con PSOE. A Ciudadanos les invitamos a que se unan a nosotros en aquellas medidas y puntos comunes que creemos tener, como el de la transparencia y regeneración democráticas. Necesitamos aliados para bajar los sueldos de los concejales y concejalas en el Ayuntamiento de Villarrobledo y para hacer públicas todas las cuentas y contratos. Pese a nuestras diferencias ideológicas será bueno para Villarrobledo que nos entendamos en este aspecto gobierne quien gobierne.

En relación con el PSOE tenemos claro que gobernar de espaldas a la gente y no mirando por el bien de Villarrobledo desmoviliza al votante, siendo ésta la única causa que nos ha llevado a tener en Villarrobledo una de las mayores tasas de abstención de la provincia. Tras cuatro años de chantajes y duro trato del PSOE hacia nuestra formación, nosotros hubiéramos estado dispuestos a sentarnos a hablar con todos. Sentimos profundamente que la aritmética no lo haga posible. No queremos alcalde a Valentín, pero a Alberto González no le dan los números y hay que saber
escuchar a las urnas. No existe posibilidad de pacto en Villarrobledo.

Seguiremos escuchando a todo aquel que se acerque a nosotros y nosotras, como siempre y sin vetos, para trabajar por un Villarrobledo mejor, pero con los pies en la tierra y conscientes de los resultados electorales del pasado 26 de mayo.