Alumnos y exalumnos graban el videoclip malagente para concienciar  sobre el problema del acoso en las aulas

Alumnos y exalumnos graban el videoclip malagente para concienciar sobre el problema del acoso en las aulas

13 junio, 2019 0 Por El Espectador

El alumnado del IES Octavio Cuartero de Villarrobledo ha trabajado junto a varios exalumnos en la versión de la canción Malamente de Rosalía, que han reconvertido en un tema contra el acoso escolar.

El proyecto se gestó a lo largo del primer trimestre de curso. Mediante trabajo colaborativo en pequeños grupos propusieron sus versiones, adaptando la letra de la famosísima canción de Rosalía y realizando una grabación previa de sus propuestas. Tras ello se realizó una criba y la posterior selección de la versión ganadora, que resultó ser la propuesta del alumnado música de 1º de Bachillerato.

Irene Gutiérrez puso voz a la canción, que se grabó en el estudio Eu Records de Las Pedroñeras, a cargo del técnico de sonido Eutimio Martínez. Durante el segundo trimestre se propuso la grabación de un videoclip del tema. María Martín-Maestro, estudiante de Comunicación Audiovisual y exalumna del centro se hizo cargo de la dirección y edición del vídeo. Asimismo, se seleccionaron los actores participantes. El video se grabó en Mayo, a lo largo de dos días de intenso trabajo para el alumnado.

El resultado se puede ver en youtube: https://youtu.be/jNhg3SpXsQQ

Y en las diferentes redes sociales.

La iniciativa forma parte del proyecto Octavio Cuartero/Operación Compartir del departamento de música, junto la comisión de convivencia del centro. Se trata de una de las actividades realizadas a lo largo del curso para la mejora de la convivencia y la educación en valores, que tiene como objetivo fundamental la prevención de los conflictos a través de la concienciación y el desarrollo de la empatía y la inteligencia emocional.

Igualmente, pretende dar a conocer a toda la ciudadanía el trabajo diario en el aula, proponiendo aprendizajes significativos, que conecten el currículum con la vida y la cotidianeidad del alumnado, capaces de ofrezcer puntos de unión para crear lazos educativos que perduren en el tiempo y pongan un granito de arena para mejorar la sociedad.