El Ayuntamiento de Villarrobledo retira una moción porque según los tribunales es discriminatoria

El Ayuntamiento de Villarrobledo retira una moción porque según los tribunales es discriminatoria

21 agosto, 2018 Desactivado Por El Espectador

Hoy se la celebrado un pleno extraordinario en el Ayuntamiento de Villarrobledo donde se ha aprobado anular el apoyo al pueblo Palestino debido a que hace unos meses se interpuso un contencioso administrativo en contra de este consistorio. El único punto del día ha recibido el voto a favor de PSOE y PP, abstención del concejal no adscrito y el voto en contra de IU y SPV.

Ha empezado el turno de intervenciones la portavoz del PSOE, Trinidad Moyano, contextualizando la situación en la que se encuentra el consistorio. En abril de 2017, SPV llevó una propuesta en pleno donde se aprobaba incluir en el pliego de condiciones de contratación, el hecho que cualquier empresa que entre a trabajar con el Ayuntamiento, firme un documento el cual afirme que no trabaja con países que vulneren los derechos humanos.

Un año más tarde en marzo de 2018 se interpuso un contencioso administrativo contra el Ayuntamiento por considerar que infringe los derechos constitucionales y que fomenta delitos de odio. Ha querido dejar claro Moyano que en ningún momento la ciudad de Villarrobledo ha querido incitar al odio y que en ningún momento el pueblo israelí estaba mencionado en el acuerdo. Añade que desde el PSOE votarán a favor de retirar la moción porque, «aunque aquí no se han pronunciado, en otros ayuntamientos si los Tribunales si lo han hecho y han quedado todas anuladas». Según comenta los tribunales han establecido 13 sentencias firmes en contra de mociones parecidas a las del Ayuntamiento de Villarrobledo por considerarlas discriminatorias.

El concejal del PP, Bernardo Ortega, ha definido de vergüenza este pleno extraordinario porque «cuesta 800€ a los vecinos de Villarrobledo» además de que vergonzoso que se tenga una denuncia en los tribunales. Ha dejado claro que el alcalde, Alberto González, tiene este problema sobre la mesa porque quiere contentar a los que en su día le dieron su apoyo en la investidura.

Ha dicho que los vecinos y vecinas de Villarrobledo prefieren que los políticos se preocupen de los problemas que les incumben y que no se tengan enfrentamientos con otra gente como el pueblo israelí.

En su turno de intervención, el concejal de SPV Mario de la Ossa, ha dejado claro que «lo que se vota hoy en el Ayuntamiento de Villarrobledo es dejar de exigir a sus empresas que cumplan los Derechos Humanos». Ha comentado que este pleno se podría haber enfocado en otra cosa como firmar una reivindicación para rechazar «acusaciones tan graves como el antisemitismo». Critica que se recule de la posición establecida hace más de un año por culpa de dos publicaciones en redes sociales y en un blog afín al Partido Popular.

Afirma que hay decenas de municipios que también tienen firmado este acuerdo en el pliego de contratación de sus Ayuntamientos, algunos de ellos capitaneados por el PSOE o el PP, poniendo como ejemplo la comunidad valenciana.

Por último, el concejal de IU Manuel Clemente, ha criticado que se ceda a la presión y considera fundamental consolidar este apoyo para la resolución de conflictos. Dice además que es un mal ejemplo para la ciudad de Villarrobledo que el Ayuntamiento decida mantenerse neutral ante este problema y que además no presente ninguna alternativa.

Critica también que el consistorio deje de defender lo que la ONU lleva denunciando más de 40 años como es el abuso y la agresión de Israel hacia el pueblo de Palestina. Le sorprende que en abril de 2017 «todos estuviéramos de acuerdo en algo y que ahora se retire este apoyo», ya que en el pliego no se hablaba del pueblo de Israel -no mencionándolo en ningún caso- sino a todos los países que vulneran los Derechos Humanos.