La voz de Villarrobledo: “Menos humos”

La voz de Villarrobledo: “Menos humos”

6 agosto, 2018 Desactivado Por El Espectador

Literalmente

El pasado martes día 31 de julio, el Pleno del Ayuntamiento de Villarrobledo aprobó, a iniciativa de Se Puede Villarrobledo, una modificación de ordenanzas. Cabría pensar, lectora, que estamos hablando de una reforma más de ordenanzas municipales. Nada más alejado de la realidad. Esta reforma de ordenanzas es especial en sí misma por varias razones. La primera de ellas porque afianza el compromiso de Se Puede Villarrobledo con la defensa del Medio Ambiente en nuestra localidad; venimos tiempo luchando contra la contaminación, eso ya lo sabes: manifestaciones, informes medioambientales, lucha por instalar un medidor en Villarrobledo y hasta ponerle plazo a la retirada de la industria alcoholera junto a los institutos que nos llevó a un proceso judicial… ahora tomamos la siguiente carta en este asunto.

Como ya sabrás, uno de los principales problemas de la contaminación en las ciudades procede de la combinación de los gases producidos por la industria y los emitidos por los vehículos. Estos, unidos a la más que deficiente cantidad de vida vegetal (árboles) en Villarrobledo, generan un caldo de cultivo poco saludable.

Con esta propuesta, aprobada con los votos a favor de Partido Socialista y Partido Popular, a los que agradezco personalmente el sentir de su voto en este tema. Esta cuestión ha suscitado amplio acuerdo en prácticamente todo el espectro político: nos gustará llevar a cabo más iniciativas con este nivel de acuerdo. No es baladí, quitamos trabas a quienes decidan dejar de emitir y contribuir a un Villarrobledo más limpio. El impuesto de circulación es caro y, como sabéis, se paga anualmente. La ley nos permite bonificar a quien menos contamina y eso hemos hecho: -75% a los coches eléctricos y -60% a coches híbridos y de combustible alternativo.

La ordenanza no solo ha supuesto un hito por su alcance, llegando prácticamente a todos los máximos permitidos por la ley, también ha supuesto una rareza en tanto que la iniciativa económica, reservada a los Gobiernos, ha recaído en un Grupo de la oposición: Se Puede Villarrobledo. Es cierto que los vehículos eléctricos e híbridos son más caros que los vehículos convencionales, pero no es menos cierto que son el futuro y que en los últimos años su precio ha venido experimentando importantes bajas. En el futuro habremos de luchar a través de políticas estatales y regionales para seguir ahondando en la democratización de estos precios y en el establecimiento de ayudas para aquellas familias con menores rentas para ayudarles a cambiar el vehículo: quien sigue usando un coche de 25 ó 30 años no es porque quiera contaminar o porque no le importe el medio ambiente, es porque no tiene dinero para cambiar de coche.

Plantar árboles, aumentar nuestras zonas verdes, primar a quien menos contamine, actuar con toda la dureza con quienes contaminan sin pudor, luchar por el traslado de los principales focos contaminantes y dotar a Villarrobledo de una Estación de Control de la Calidad del aire no son propuestas azarosas, como habréis podido suponer responden a un plan, nosotras lo llamamos Villarrobledo Verde, pero no es otra cosa que luchar por un futuro sin contaminación en el que poder sentirnos orgullosas y saludables en nuestro pueblo. Opino, como no podría ser menos en un artículo como este, que tenemos que tomar todas las opciones a nuestro alcance, que debemos dar aquellos pasos que podamos tomar y que debemos marcar aquellas diferencias que sea posible marcar.

Esta ordenanza, aunque tímida en solitario, supone un paso dentro de un conjunto que acabará situando a Villarrobledo en el mapa de la defensa del Medio Ambiente, ya lo veréis.

Mario de la Ossa Collado